5 consejos prácticos para disfrutar de una copa de vino en casa

¿A quién no le gusta una buena copa de vino? Ya sea en celebraciones especiales o en un rico almuerzo dominguero, esta es una bebida que no puede faltar si vas a degustar una receta gourmet.

Sin embargo, el vino hay que escogerlo con tacto, evaluando bien sus características y fabricación, ¡es una hazaña tan delicada como escoger a tu pareja! Si coges la primera botella que encuentres en la bodega, corres el riesgo de tener una experiencia poco grata.

Por eso, nos hemos esforzado en traerte algunos consejos prácticos para disfrutar de una comida glamourosa acompañada de buen vino. Ten en cuenta que, antes de salir corriendo a comprar uno, debes tener en casa un buen sitio para conservarlo. No te olvides de buscar entre las mejores vinotecas del mercado.

1. Escoge el vino de acuerdo a la comida

Si bien en un restaurante se escoge primero el vino y luego el menú, si vas a comer en casa casi siempre es al revés. Si vas a comer mariscos, pescados sin grasa, pastas en salsa con queso o marinada, busca un vino blanco (preferiblemente seco). Si lo tuyo son las carnes rojas, el mejor vino para ti será tinto o rosado. Para las ensaladas compra un vino blanco ácido, o un tinto ligero.

LEE TAMBIÉN:  5 lugares donde debes viajar antes de cumplir los 30

2. ¿Comprar en supermercados o bodegas?

No importa dónde vayas a comprarlo, siempre y cuando te asegures de que la marca sea reconocida. Como mínimo, deberás asegurarte de que la etiqueta de la botella contenga toda la información pertinente sobre el año de cosecha, el proceso de conservación, el origen de las uvas y el grado de alcohol.

3. Revisa el corcho

Cuando abras la botella, no huelas el corcho. Revisa, en cambio, si tiene humedad de vino en la boca inferior o si el corcho está desgastado y seco. Esto, te ayudará a saber si la reserva tuvo buena conservación o no.

4. Usa siempre una copa apropiada

La idea es poder disfrutar del color, olor y textura para degustar la bebida. La copa apropiada te ayudará a disfrutar de todas estas características.

Si tu vino es blanco, busca una copa tamaño mediano, con una boca semi-abierta. Si vas a tomar vino rojo o tinto, el vaso debe ser más alto y ancho para poder ver el espesor de la bebida. Cuando tomes champán, recuerda que la copa debe ser larga y estrecha (por la espuma), y para bebidas como la borgoña la mejor copa es baja y de vaso ancho, con una boca bien abierta.

LEE TAMBIÉN:  El turismo de cruceros en Islas Canarias: Una fórmula para superar la quiebra de Thomas Cook

5. Consérvalo bien

Los vinos deben estar en un ambiente fresco y cerrado, con temperatura de entre 10 a 15°, sin que les llegue la luz del sol. Con una buena vinoteca, evitarás que tu bebida se fermente.

Ahora sí estás listo para degustar un buen vino en casa. ¡Salud!