Aire acondicionado: ¿Cuál es la temperatura más adecuada para conducir?

Con la llegada de las vacaciones estivales, millones de españoles utilizan sus vehículos para desplazarse a sus destinos. Sin embargo, el calor del verano puede convertirse en un peligro para los conductores y los viajeros tanto en viajes largos como en trayectos más reducidos. Numerosos estudios afirman que las altas temperaturas elevan el riesgo de sufrir accidentes. Según los expertos, una temperatura de 30 grados centígrados en el interior de un coche eleva el riesgo de accidente en un 20%. Debido a la especial estructura de los vehículos y a sus motores, el habitáculo del vehículo puede llegar a registrar temperaturas de hasta 20 grados superiores a la del exterior. Y, por supuesto, una temperatura elevada en el interior de un vehículo supone una gran molestia e incomodidad tanto para el conductor como para los pasajeros. Por todo ello, es imprescindible tener siempre a punto el sistema de aire acondicionado y te proponemos una serie de tips que te ayudarán en este sentido.

1. Revisa los componentes del sistema de aire acondicionado

Como el resto de piezas del vehículo, el aire acondicionado sufre el desgaste lógico de uso y averías. Cuando hagas una revisión de tu vehículo, no olvides nunca chequear el aire acondicionado y comprobar el correcto funcionamiento de todos sus componentes. En el caso de que tengas que sustituir alguna parte de los mismos, puedes comprarlas a un precio imbatible y con todas las garantías en piezascochesonline.es el sitio de referencia para conseguir recambios originales en Internet.

LEE TAMBIÉN:  Las políticas liberales le sientan bien a Euskadi: Crece un 16% más que las autonomías intervencionistas

2. Comprueba la orientación de las rejillas

Aunque en ocasiones nos olvidamos de ellas, las rejillas son una parte muy importante para la correcta refrigeración del vehículo. Antes de iniciar el trayecto, revisa que su orientación es correcta, evitando que el aire impacte directamente en la cara de los pasajeros a fin de evitar resfriados y la transmisión de bacterias. Lo más recomendado es dirigir las rejillas centrales hacia arriba ya que, de este modo, el aire frío caerá sobre el caliente al ser más pesado y facilitará la refrigeración del habitáculo. En cuanto a las rejillas laterales, estas deben apuntar siempre hacia los cristales para minimizar su recalentamiento cuando el sol golpea en ellos.

3. Comprueba la humedad

Tan importante como la selección de la temperatura es el control de la humedad relativa. Los estudios señalan que el porcentaje de humedad adecuado se encuentra entre el 40% y el 70%. Los sistemas de aire acondicionado y climatizado que se instalan en los vehículos más modernos ofrecen la posibilidad de regularla. Una elección correcta de la humedad facilitará la refrigeración del vehículo y nos permitirá mantener una temperatura idónea en el interior.

LEE TAMBIÉN:  FOTOS. Las mejores fotos de Natalie Dormer, la guapísima Margaery Tyrell de Juego de Tronos

4. La temperatura adecuada

¿Cuál es la temperatura correcta para conducir? No existe una medida correcta pero todos los expertos recomiendan no viajar por debajo de los 22 grados centígrados ni por encima de los 24. Dentro de esta franja de temperaturas, evitaremos los siempre molestos resfriados provocados por un exceso de frío en el habitáculo y la diferencia térmica con el exterior. Eso sí, la elección adecuada de la temperatura a seleccionar en el aire acondicionado depende también del número de ocupantes del vehículo y su percepción térmica.

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES