Así ha sido la evolución de la chufa

Si quieres saber cómo ha evolucionado la chufa hasta llegar al tipo de consumo que se da hoy en día presta atención porque te damos todos los detalles.

Evolución en el consumo de la chufa

Si hasta hace poca la chufa era algo que se tomaba de manera estacional en el verano a través del consumo de horchata elaborada a partir de chufa fresca, lo cierto que esto ha ido evolucionando a través de los nuevos usos que se ha ido dando a la chufa. Y es que en la actualidad, el consumo de chufa ha perdido esa estacionalidad, si bien es cierto es que la horchata elaborada de chufa sí que la sigue teniendo. No obstante, en la actualidad ya nadie duda de que lla chufa es mucho más que horchata y sus derivados ya se consumen a niveles durante el resto del año.

¿Por qué se ha perdido la estacionalidad en la chufa?

Al haber cada vez más productos hechos a base de derivados de la chufa que se consumen durante todo el año este producto ha dejado de ser algo estacional que se consume solo en verano gracias a la realización de horchata. Las chufas son todavía para muchos grandes desconocidas, sobre todo si hacemos referencia a su composición nutritiva. Y es que para muchos la chufa es sólo la parte fundamental que conforma la horchata y no ven en ella más allá de esa mezcla de bebida con azúcar. Sin embargo, varios estudios científicos han encontrado en estos tubérculos elementos y nutrientes imprescindibles que no pueden faltar en una dieta saludable.

Gracias a la inversión que han hecho diferentes empresas en Valencia en I+D+i, y cuyo objetivo es y ha sido, entre otros, durante 20 años en hacer que la chufa se consuma a nivel mundial, llevando así sus propiedades nutricionales súper saludables, a nivel mundial y tomándose durante todo el año a través de diferentes formatos como la chufa pelada, harina de chufa (clásica, fina y extrafina), chufa peeled, chufa laminada, chufa troceada o el aceite de chufa, entre otros.

Las propiedades de la chufa no han pasado desapercibidas. Y eso ha hecho que se hayan fijado en la chufa empresas de muy diferentes países, incluyendo grandes multinacionales que han pasado a incluis la chufa como un ingrediente en sus productos, consumiéndose a día de hoy hasta en forma de harina y otros derivados.

Además de sus propiedades evidentes y su presentación en diferentes formatos otros factores precisamente como la propia estabilización en su precio final y el hecho de garantizar su suministro en cantidades suficientes durante todo el año ha hecho que la chufa haya pasado de su uso tradicional al de la horchata de chufa tan típica en verano a otros formatos y modos de consumo.

El hecho de que ahora la chufa sea un producto demandado en todo el mundo y cuyo consumo vaya más allá de los meses de calor ha hecho necesario que la oferta de chufa nacional a la que se daba demanda a través de los cultivos de pueblos como Albalat dels Sorells, Alboraya, Albuixech, Valencia y así hasta un totalde 16 zonas se complete con y otros del sur de España y chufas importadas. El objetivo de esto es garantizar la máxima calidad del producto y la cantidad adecuada para satisfacer la demanda que hay de chufa durante todo el año.

Propiedades de la chufa

Como decimos, el hecho de descubrir las grandes propiedades que tiene la chufa ha sido clave para que dé el salto a introducrise como ingrediente en otros productos durante todo el año. Estos son los beneficios fundamentales que aporta la chufa. Por ejemplo en una porción de chufa de 30 gramos encontramos el siguiente valor nutricional:

  • 120 calorías
  • 19 gramos de carbohidratos
  • 2 gramos de proteína
  • 7 gramos de grasa
  • 10 gramos de fibra
  • 8 mg de hierro, lo que supone el 10 % del valor diario recomendado
  • 28 mg de magnesio 
  • 1 miligramos de zinc 
  • 215 miligramos de potasio 
  • 1 miligramos de vitamina B6 

Además de estas vitaminas y minerales es capaz de aportar una buena cantidad de antioxidantes, entre los que destacan las vitaminas C, E, la arginina, cuenta con enzimas digestivasm ácido oleico omega-9. Además es un alimento que no tiene lactosa ni fructosa, por lo que sudigestión es mucho más fácil de realizar y es apta para las personas que tienen algún tipo de intolerancia alimenticia.

Así pues la chufa, y sus productos derivados como los de Tigernuts, se trata de un producto apto para veganos, celíacos y personas con intolerancia a la lactosa. La chufa saludable cuenta con una cantidad importante de aminoácidos y es una buena opción en personas que no consumen proteínas de origen animal, así como en intolerantes al gluten.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES