Casi el 50% de los refugiados sirios que llegan a España son menores de edad


Según el informe titulado “Travesías desesperadas” y publicado por ACNUR, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, el 48% de los refugiados sirios que han llegado al Estado español a lo largo de 2017 eran menores de edad.

La citada Agencia también señala en el informe hecho público que el mayor porcentaje de las personas que escapan de la guerra en Siria y llegan a España lo hacen a través de la frontera terrestre de Melilla.

En términos generales, llegaron a España unas 28.000 personas en 2017, lo que supone un incremento del 100% respecto a 2016. Los refugiados y migrantes que entraron al Estado en 2017 procedían, en su mayoría, de Argelia, Marruecos y de otras naciones del África subsahariana.

Sin embargo, una de las grandes preocupaciones de ACNUR es el fuerte incremento del número de personas que han fallecido en lo que llevamos de 2018 mientras intentaban entrar a España. Según los datos manejados por la Agencia, en 2017 murieron una de cada 52 personas que alcanzaron el territorio español desde Marruecos y Argelia frente a una de cada 27 que se han registrado en el primer trimestre de este año. No obstante, la situación más dramática a nivel continental se vive en las costas de Italia, donde fallece uno de cada 14 refugiados que intentan llegar al país transalpino desde Libia huyendo de la guerra, la violencia o la miseria.

LEE TAMBIÉN:  Iñaki Anasagasti: "Francia no es girondina sino jacobina y tiene miedo a abrir la mano en Iparralde"

Además de los riesgos generales que conlleva la huida y la emigración para las personas, existen otros específicos que afectan particularmente a colectivos como las mujeres y los menores no acompañados, sufriendo muchos de ellos agresiones de tipo sexual y de género.

Según explica la directora de la oficina de ACNUR para Europa, Pascale Moreau, “los viajes hacia y a través del continente se encuentran llenos de peligros para los refugiados en particular y los migrantes en general”. Moreau revela que los datos recogidos por ACNUR muestran que “al menos 3.100 personas perdieron la vida en 2017 cuando intentaban llegar a Europa a través del mar”. En lo que llevamos de año, ACNUR ha datado, como mínimo, 486 refugiados muertos o desaparecidos en el Mar Mediterráneo.

En este sentido, Moreau recuerda a los Estados que “el acceso al territorio y a los procedimientos de asilo ágiles, justos y eficaces son herramientas vitales para quienes buscan y precisan de protección internacional” y señala que “la gestión de las fronteras nacionales no son incompatibles con las obligaciones internacionales que tienen los países a la hora de ofrecer protección a los refugiados”.

LEE TAMBIÉN:  Zaldibar: El Gobierno Vasco baraja trasladar en 23.000 camiones a Huelva los residuos tóxicos

Desde ACNUR, recuerdan la importancia de prestar una ayuda rápida y eficiente como elemento fundamental para paliar la tragedia que viven los refugiados por lo que es muy importante la colaboración por parte de la ciudadanía en forma de donaciones. A tal efecto, la Agencia cuenta con un fondo de emergencias que permite realizar una actuación rápida y eficiente que permita entregar ayuda humanitaria como agua, alimentos, medicinas y vacunas en las primeras horas.

Fundada como Agencia de las Naciones Unidas en diciembre de 1950, ACNUR se responsabiliza de la protección de los refugiados por conflictos y violencia y de promover soluciones a los mismos. En la actualidad, la institución cuenta con más de 10.000 personas que trabajan en más de 130 países de los que casi el 90% lo hacen en zonas de conflicto.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES