¿Cómo proteger a los bebés del frío durante la temporada de invierno?

Durante sus primeros meses de vida, los bebés son más propensos a sentir frío, ya que su cuerpecito tiene poca grasa corporal y sobre todo el abrigo debe acentuarse en la época de invierno. Afortunadamente hay múltiples artículos para proteger a los más pequeños durante la temporada invernal y para que no sufran un resfriado.

Por ejemplo, las mantas son un producto indispensable para el cuidado del bebé y para mantener la temperatura corporal del pequeño en los rangos normales. Además, le ofrecen mayor comodidad al recién nacido mientras duerme.

¿Qué beneficios ofrece una manta para abrigar al bebé?    

Cuando se trata de abrigar al bebé las mantas de ganchillo se han convertido en un excelente implemento para que el niño no sienta las bajas temperaturas y a su vez le aporte mayor confort mediante una sensación de suavidad que le genera a la piel del recién nacido. A través de la siguiente URL https://bebesdemama.com/etiqueta-producto/mantas-ganchillo-colores-para-bebes de la tienda de Bebesdemama, las personas podrán conseguir diversidad de modelos de este producto y en distintos colores.

Generalmente, estas mantitas son hipoalergénicas para que no causen irritaciones en la piel del bebé y están confeccionadas en material transpirable. No obstante, el tipo de tela del arrullo debe elegirse de acuerdo a la temporada del año para que en la época de invierno el niño esté más protegido de las bajas temperaturas y en verano no le genere mucho calor.

Estos productos están diseñados para distintas funciones, sirven para proteger al pequeño de los rayos solares y del frío,así como también se usan para que la madre sienta mayor privacidad mientras están amamantando al bebé.

Especiales para el frío

LEE TAMBIÉN:  ¿Cuándo es conveniente solicitar un préstamo rápido on-line?

El mercado de arrullos es muy diverso, y en el caso de las mantas para el frío los fabricantes han diseñado modelos con doble capa que permitan mantener al niño bien abrigado. Además, cuentan con texturas aterciopeladas para que se mantengan suave al tacto del pequeño.

Este producto, a pesar de ser muy esponjado, es bastante ligero y cálido para que el infante pueda acurrucarse muy bien a la hora de dormir.

Estas mantitas son perfectas para llevar al bebé de viaje o de paseo, ya que le permitirán mantenerse calientito en las áreas externas. Asimismo, este producto es ideal para cuando el bebé nace, para envolverlo después del parto y trasladarlo a las distintas estancias del hospital.

En definitiva, es un producto indispensable para llevar consigo, ya que los padres no saben en qué momento lo necesitarán.

Principales aspectos de las mantas para bebés

En el momento de elegir una mantita para la reina o el rey del hogar es necesario considerar algunos aspectos importantes que le permitirán a los padres seleccionar el modelo correcto.

En primer lugar, la calidad de los materiales es uno de los factores claves, ya que de acuerdo con el tipo de tela puede servir para una ocasión u otra.

Hay que recordar que es un implemento que tiene contacto permanente con la piel del bebé, por lo cual deberá ser súper cómodo y transpirable para que no provoquen alergias. Por eso, lo mejor es decantarse por tejidos naturales que mantengan una temperatura óptima en el pequeño y no causen irritación.

Asimismo, el tamaño es imprescindible, ya que un arrullo grande servirá para usarlo después de los tres primeros meses al nacimiento. Lo más aconsejable es decidirse por una manta que tenga entre 100 y 120 centímetros de longitud.

LEE TAMBIÉN:  La importancia del marketing digital en las empresas de hoy en día

De igual manera, el diseño es importante, algunas traen incorporadas figuras y elementos decorativos que le aportan mayor atractivo al producto. Finalmente, la textura es otro elemento interesante, ya que el material debe ser suave y agradable a la piel para garantizarle mayor comodidad.

Otras recomendaciones para proteger al bebé durante el invierno

  • Mantener la ventilación en las estancias del hogar para que el aire no se estanque y se propaguen virus que pueden contagiar al niño.
  • Es necesario vestir al pequeño por capas, pero sin exagerar para no incomodarlo. La primera capa debe alejar el sudor, la segunda es indispensable para retener el calor corporal y la tercera debe proteger de la humedad y el viento.
  • Se debe proteger bien la cabeza, la nariz, la boca, los pies y las manos, ya que son zonas del cuerpo más propensas a sentir las bajas temperaturas.
  • También es recomendable mantener la temperatura alrededor de los 22ºC y utilizar humidificadores para evitar la resequedad en el ambiente, lo cual puede afectar al bebé.
  • Al igual que en otras temporadas del año, es necesario usar protector solar para proteger la piel del niño de los rayos solares.

La época de invierno no debe ser un impedimento para salir con el bebé de casa y disfrutar de un día de paseo en familia. Solo es necesario considerar las recomendaciones planteadas en este post y abrigar correctamente al pequeño para que en ningún momento se sienta molesto y tenga el riesgo de contraer algún resfriado.

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES