¿Cuáles son los referentes ideológicos del Frente Nacional y de Marine Le Pen?

El próximo 23 de abril, cerca de 45 millones de ciudadanos del Estado francés están llamados a las urnas para elegir al próximo presidente de la república. La candidata del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, tiene, según todos los sondeos, opciones para ganar en la primera vuelta. Hoy desvelamos en Ikusle cuáles son los referentes ideológicos de Le Pen y su partido.

Poujadismo

En 1952, un comerciante llamado Pierre Pujade fundó un sindicato que reivindicaba la defensa de los comerciales y artesanos frente a la competencia ejercida por las grandes superficies comerciales y los consorcios industriales, la exigencia de una reforma fiscal favorable a sus intereses y la crítica del funcionamiento de la república apostando por aplicar un cierto corporativismo. Pujade obtuvo un éxito entre la clase media y la pequeña burguesía rural y su partido, la Unión de Defensa de Comerciantes y Artesanos, logró más de dos millones de votos y 52 diputados en las elecciones de 1956.

Tras iniciarse la crisis argelina que desembocaría en la independencia de la colonia, Pujade apoyó claramente a los partidarios de la Argelia francesa, se mostró como un firme opositor al Tratado de Roma y criticó a los ingleses durante la crisis del Canal de Suez con Egipto.

A pesar de su éxito, el partido perdió 50 diputados en las elecciones de 1958, conservando tan solo dos actas, una de ellas para Jean-Marie Le Pen que, progresivamente, se alejó de la Unión de Defensa de Comerciantes y Artesanos sin renunciar a gran parte del ideario de la Unión de Defensa de Comerciantes y Artesanos que, a día de hoy, todavía se detecta en el Frente Nacional.

LEE TAMBIÉN:  El think tank que asesora a la Diputación Foral de Gipuzkoa asegura que el neoconservadurismo conduce al "éxito más perfecto"

Orden Nuevo

En 1969, un grupo de antiguos militantes del ultraderechista Movimiento Occidente decidieron fusionarse con el grupo extremista estudiantil Grupo Universitario de Defensa creando un nuevo partido que recibió el nombre de Orden Nuevo. De tendencias neofascistas, Orden Nuevo incluía en su ideario el renacimiento del patriotismo, la promoción de una jerarquía de valores y la restauración familiar y educativa. También fue uno de los primeros partidos de Francia en denunciar lo que ellos consideraban la inmigración ilegal.

Este partido protagonizó numerosos enfrentamientos con grupos antifascistas, siendo ilegalizado por el Estado francés el 28 de junio de 1973. La mayor parte de los dirigentes y afiliados se adherieron al Frente Nacional liderado por Jean-Marie Le Pen. El patriotismo extremo y la defensa de la familia tradicional son ideas defendidas por Orden Nuevo que hoy siguen presentes en el partido liderado por Marine Le Pen.

Alain de Benoist y la Nueva Derecha

El filósofo de la Sorbona Alain de Benoist está considerado como uno de los principales referentes ideológicos para la extrema derecha europea en general y la francesa en particular. Desde la década de los años 60, De Benoist viene realizando una intensa actividad de renovación de la ultraderecha gala a la que intentó modernizar en ideas y discurso. Fundador del influyente think tank GRECE, las tesis de Alain de Benoist encontraron una buena acogida en la derecha francesa, a través de Figaro Magazine, el suplemento cultural del diario Le Figaro donde ejercía como articulista.

LEE TAMBIÉN:  Liberadas en San Sebastián cuatro mujeres venezolanas obligadas a prostituirse

Su labor le permitió conseguir en 1978 el Gran Premio de Ensayo de la Academia Francesa. El pensamiento de De Benoist, denominado como Nueva Derecha, se centra en la crítica de la globalización, la inmigración y el liberalismo, poniendo un gran énfasis en tildarlos de enemigos del concepto de Estado-nación. A pesar de que el filósofo ha criticado abiertamiente a Marine Le Pen y se ha distanciado del Frente Nacional, es innegable que sus ideas son parte fundamental del programa político de la formación ultraderechista.

Católicos y realistas

Aunque el Frente Nacional defiende la República y una concepción del Estado laica, el catolicismo está presente en su programa. A pesar de que los varios divorcios de Marine Le Pen han sido fuertemente criticados por el sector integrista del partido, la formación ultraderechista ha dejado claro que si su candidata es la nueva presidenta de Francia no se permitirá el aborto ni las bodas homosexuales, revocando así los avances realizados por el ejecutivo socialista de François Hollande.

Respecto al realismo que exige la conversión de Francia en una monarquía, el Frente Nacional apuesta por el sistema republicano actual, aunque su visión organizativa del país tiende hacia las regiones históricas y no a los actuales departamentos instaurados tras la Revolución de 1789 es una de la reivindicaciones tradicionales de los grupos monárquicos.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES