El Consejo Mundial de Boxeo distingue en Miami a Jon Fernández y a EuskoBox por hacer renacer al boxeo vasco

“La verdad es que no esperábamos algo así”, repetía un emocionado José Luis Celaya, alma mater de la promotora vasca EuskoBox, mirando la medalla que el presidente del WBC-CMB, Mauricio Sulaimán, acababa de colgar de su cuello y del del boxeador etxebarritarra, Jon Fernández, ante el plenario de la 54 Convención que el organismo celebra esta semana en Florida.

Durante la mañana de ayer, en el salón de convenciones del Diplomat Hilton Resort de Miami, justo después de que se debatieran distintos aspectos para la protección de los boxeadores en combate en una mesa redonda en la que participaron entre otros Pauli Malinaggi y Floyd Mayweather Sr., el presidente del WBC convocó al estrado a representantes de Gallego Prada, MaravillaBox y EuskoBox y a los boxeadores Ferino V (Campeón de Europa del Wélter), Jerobe Santana (Campeón del Mundo WBC Junior del peso ligero y aspirante al título de la Unión Europea) y al vizcaíno Jon Fernández (Campeón del Mundo WBC Junior del peso superpluma).

El señor Sulaimán destacó ante representantes de la actividad boxística de los cinco continentes (cerca de medio millar de personas están acreditadas) a todos ellos como protagonistas del “resurgir del boxeo en España y del buen momento que está volviendo a vivir”.

“Si estar aquí y convivir con todos los campeones mundiales que están presentes ya resulta increíble, que te llamen y te pongan una medalla en un evento así es algo para lo que no tengo palabras. La verdad, todo mi agradecimiento al Consejo Mundial de Boxeo y al señor Sulaimán. Voy a seguir trabajando a tope. Estos momentos son como pilas motivacionales que tienen muchísimo valor para nosotros”, afirma un Jon Fernández que está aprovechando las instalaciones del hotel para entrenar dos veces por jornada.

“En realidad esta medalla es de todas esas personas que han creído en el boxeo durante el montón de años que nuestro deporte ha estado apartado y al borde de la asfixia. Para quienes han seguido apoyándolo, echando una mano, poniendo el hombro sólo por amor al boxeo. Para los boxeadores que seguían acudiendo a los gimnasios a pesar de que el futuro era poco claro. Para quienes patrocinaban una velada pequeña que sabía no tendría repercusión, para los que han mantenido espacios de boxeo en los medios de comunicación aguantando la corriente en contra, para esas chicas que entrenaban y se ponían los guantes sin saber si competirían alguna vez”, destaca el hombre de boxeo gasteiztarra José Luis Celaya.

“Pero, sobre todo, es para esas aficionadas y aficionados al boxeo que jamás se han rendido y han permanecido fieles a este gran deporte”, concluye Celaya.

TEMAS: , , , ,




PUBLICA TU COMENTARIO

Te invitamos a publicar tu opinión sobre esta noticia. El sistema de comentarios es ofrecido por Facebook y funciona bajo sus condiciones de servicio.