Descubre la polifacética costa de Las Landas con playas y dunas infinitas

Descubre el litoral landés: sus playas infinitas, su bosque de pinos, sus grandes lagos de recreación, sus ríos o lagunas protegidas, sus senderos y pistas ciclistas y la única playa de arena, bordeada de dunas y bosques, que parece extenderse hasta el infinito

En este litoral espectacular, el sol se despide cada día con un baño en el océano y las playas, inmensas, se extienden, desde Biscarrosse hasta el estuario del Adour, a lo largo de 100 km.

Cuando se viene por primera vez a Las Landas, es inevitable dejarse impresionar por esta diversidad de naturaleza protegida y desmesurada, donde conviven playas, dunas y bosques. Estas dunas protegen las playas landesas de la invasión de los coches y de la construcción presente en otros lugares. Se hace todo lo posible para conservar el aspecto salvaje e intacto del litoral landés.

Aquí y allá, cardos azulados, claveles y perlas nacaradas colorean el primer cordón de dunas, que desempeña un papel protector contra el avance de la arena hacia las tierras. Este espacio frágil necesita muchos trabajos de mantenimiento y de vegetalizaciٕón. Por eso, está prohibido adentrarse en la duna, para no degradar este medio natural.

Estas dunas están adosadas a un bosque de protección, producto de los trabajos del ingeniero Brémontier en el siglo XIX. Se plantó una franja de 90.000 hectáreas de pinos para conseguir fijar la duna. A estos pinos marítimos, se añaden alcornoques mediterráneos y robles fresnales, a menudo deformes y abrasados por los vientos salados o arenosos.

LEE TAMBIÉN:  5 lugares de España para viajar en 2018

Hoy en día, este bosque, seña de identidad landesa, se ha convertido en tierra predilecta de los amantes de la bicicleta. Estos últimos recorren el litoral a través de las numerosas pistas ciclistas y vías verdes el departamento, embriagados por el olor a pino y los aromas oceánicos.

Esta hermosa costa salvaje alterna estaciones turísticas acondicionadas, destinos veraniegos intensos, como Biscarrosse, Mimizan, Capbreton o Hossegor, con estaciones más naturales, como Cap de l’Homy, Vielle-Saint-Girons, Messanges, Moliets o Vieux-Boucau. Pegadas a la duna y al bosque landés, existen en total 15 estaciones balnearias repartidas en el territorio.

El turista que desee venir a estas estaciones puede elegir alojarse en camping, hotel, apartamento, diversas opciones de temporada, pero también en hosterías y albergues, para disfrutar de un ambiente diferente.

Las largas playas, sus dunas, y las numerosas estaciones litorales no son las únicas joyas de las que podrá disfrutar el turista que venga a explorar Las Landas. Las dunas arenosas, en tanto que obstáculo para la desembocadura de varios ríos, han provocado la formación de numerosas concentraciones de agua a lo largo del litoral.

En total, cerca de cuarenta lagos y lagunas se esparcen por la costa landesa, entre el litoral y las tierras interiores, y son el refugio ideal de barcos, tablas de windsurf o bañistas.

Al norte, encontramos la región de los grandes lagos costeros revestidos de una espesa vegetación: lagunas de Sanguinet, Biscarrosse/Parentis, lago de Aureilhan, corrientes de Contis y Mimizan.

LEE TAMBIÉN:  Ternasco de Aragón y ternera de Galicia: Garantes del territorio

Un poco más al sur, se encuentran los lagos de Léon y Soustons, la corriente de Huchet y el lago marino de Hossegor, así como la laguna negra y la laguna blanca de Seignosse.

Corriente es el término local empleado para designar a los pequeños ríos landeses, que nacen en los lagos y lagunas costeras para morir en el océano. La más conocida es la corriente de Huchet, declarada Reserva Natural en 1981. Huchet es un pequeño río que se escapa del lago de Léon y serpentea entre la arena, al resguardo de una bóveda vegetal, hasta fundirse con el océano.

La costa rectilínea y arenosa, bañada por el océano Atlántico que rompe con fuerza y crea potentes olas, es ideal para la práctica del surf. Esto explica que los mejores surfistas profesionales franceses, pertenecientes a la top list mundial, residan en Las Landas. Asimismo, la única etapa francesa del Quicksilver Pro se desarrolla en la costa landesa.

Otros apasionados del agua que adoran Las Landas ¡son los pescadores! Estos encuentran lugares protegidos que favorecen diversas prácticas: pesca en aguas vivas, pesca al borde del lago, pesca en barco, pesca en mar, etc. Existen alojamientos adheridos a la certificación “pesca”, que hacen todo lo posible para la comodidad de sus visitantes.

Bañador, bici, deportivas, tabla de surf, caña de pescar, barca, paddle-board… ¡Elige el accesorio que mejor te convenga y ven a aprovechar el potencial de nuestra costa!