EKB-GKB: “La Revolución de octubre ha sido un faro para todos los revolucionarios”

Este año se ha celebrado el centenario de la Revolución de octubre de 1917 que supuso el triunfo del comunismo en Rusia. Debido a la importancia histórica de la efeméride, en Ikusle hemos querido terminar el año entrevistando a los colectivos Euskal Herriko Komunisten Batasuna (EKB) y Gazte Komunisten Batasuna (GKB) que nos han explicado su punto de vista sobre cuáles fueron las causas y las consecuencias de aquella revolución que sirvió, como ellos recuerdan, de “faro para todos los revolucionarios del mundo”.

Ikusle: ¿Cuáles son los detonantes o antecedentes que provocan la Revolución de octubre (noviembre según nuestro calendario) de 1917?

EKB-GKB: Fue una conjunción de factores objetivos y subjetivos, es decir, las fuerzas que intervienen en la Revolución de octubre venían actuando desde antes, y octubre viene a ser la culminación de un largo proceso revolucionario condicionado por la descomposición de la autocracia zarista que salía prácticamente del medievo en los 50 años anteriores, y el desarrollo del capitalismo en Rusia vino a trastocar las relaciones de todo tipo fundamentalmente en el campo, algo esencial a la hora de que el campesinado llegara a aliarse con el proletariado. Así, el antiguo populismo que expresaba los intereses de la pequeña burguesía campesina, decayó a favor de la entonces llamada socialdemocracia.

En ese contexto tuvo lugar primero la revolución de 1905, que minó las bases políticas del zarismo, y posteriormente las de febrero de 1917, que dio paso a un régimen democrático burgués ya sin el zar y octubre de 1917 que supuso la revolución socialista como tal.

Algunos historiadores prefieren denominarla como la Revolución bolchevique mientras que otros optan por socialista. Bajo tu punto de vista, ¿cuál de las dos formas es la más adecuada?

Los propios bolcheviques y luego toda la historiografía soviética la denominan socialista. La calificación de bolchevique se la suelen dar más bien los enemigos de esta tendencia política: mencheviques y otros contrarrevolucionarios.

Ciertamente el partido bolchevique fue el actor principal, pero no cabe olvidar que el primer gobierno soviético contaba con integrantes del partido socialista-revolucionario de izquierda. Por otra parte, el poder pasó a basarse en los soviets, donde los bolcheviques eran una parte.

¿Cómo fue la secuencia de los sucesos revolucionarios?

Si nos centramos en octubre de 1917, hay que remontarse a febrero, donde el zar es depuesto y se forma un gobierno al mando de Kerensky. Este gobierno quiso continuar como hasta entonces, pero en un marco de democracia burguesa y reformas limitadas, hasta el punto de que su programa incluía la continuación de la guerra (algo que casi todo el mundo rechazaba), y por supuesto nada de que el poder lo tuvieran los soviets; tampoco se planteó una reforma agraria fundamental. En definitiva, no contemplaba ninguna de las necesidades acuciantes del momento, que los bolcheviques resumieron en dos consignas: Paz, pan y tierra y Todo el poder a los soviets.

Esto último se debe a que entonces operaban simultáneamente el gobierno burgués y los soviets, en algunos lugares chocando en conflictos diversos, y en otros dominando el gobierno o los soviets según la situación local. A esto se le llamó dualidad de poderes y es lo que la revolución, con la consigna citada, resolvió a favor de los soviets.

Cabe señalar que la revolución del 25 de octubre (7 de noviembre) se adelantó al previsto Congreso de los Soviets, entre otras razones, porque se consideró que éste, que iba a celebrarse más adelante, ya no podría resolver los problemas que estaban encima de la mesa. Por eso se dice que la revolución es un arte y que depende muchas veces de las oportunidades que se presentan. En palabras de Fidel Castro, es el sentido del momento histórico.

La propia revolución consistió en algunas operaciones efectuadas por fuerzas armadas, control de puntos clave, detención el gobierno, la famosa toma del Palacio de Invierno, etc., algo que en ese momento fue muy poco cruento precisamente porque las condiciones estaban más que dadas.

Socialrevolucionarios, socialistas, mencheviques, bolcheviques… ¿Cuáles eran las particularidades de estos grupos? ¿Qué les unía y qué les separaba?

La división entre todos estos grupos podemos esquematizarla así: del populismo ruso (los socialrevolucionarios) salieron los primeros marxistas, como Plejánov. De ese y otros grupos se formó el Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia a finales del XIX. A principios del XX (1903) este partido se divide en mencheviques y bolcheviques. Sólo en 1912 estos dos partidos se separan de forma efectiva.

Con el populismo las diferencias fueron explicadas por Plejánov primero, y por Lenin después. Básicamente tienen que ver con que los populistas consideraban que el sujeto revolucionario era el campesinado, considerado en su conjunto, y que el socialismo en Rusia podría basarse en sus tradiciones comunales, el reparto de tierras periódico, etc., mientras que el capitalismo era una especie de importación que no podría dar lugar al socialismo.

Los socialistas (mencheviques y bolcheviques por igual) pensaban, por el contrario, que la clase obrera era el sujeto que haría la revolución, que el capitalismo se desarrollaba en Rusia sujeto a leyes iguales que en cualquier otro lugar, y que por lo tanto era aplicable la doctrina marxista sobre el paso al socialismo con esa base, mientras que la economía campesina, donde también había entrado el capitalismo, se estaba disgregando entre un sector de campesinos ricos y explotadores de trabajo ajeno (kulaks) y una masa de campesinos pobres y explotados (mujiks), así como numerosos braceros, que propiamente, son trabajadores asalariados.

Bolcheviques y mencheviques se dividen por numerosas razones, pero en resumen, podría decirse que tienen un concepto distinto del partido, de la revolución y las fuerzas que actúan en ella, así como sus objetivos inmediatos, y finalmente, los mencheviques tenían una tendencia a caer en el llamado economismo (una forma de reformismo).

El partido para los bolcheviques es un partido de cuadros, con revolucionarios profesionales (al mando del Comité Central), por lo tanto, requiere la máxima unidad y una organización acorde a ello, que dio en llamarse centralismo democrático. Para los mencheviques es más bien un partido de masas, con sus dirigentes por supuesto, pero teóricamente abierto, sin una exigencia organizativa tan grande.

LEE TAMBIÉN:  VÍDEO. Una ex-abertzale explica el auge de la derecha populista y se convierte en viral

Los bolcheviques consideran en 1905 que la revolución es democrático-burguesa, y los mencheviques también, pero estos últimos añaden que entonces es la burguesía la que debe dirigirla y obtener el poder, para que al desarrollarse un sistema burgués capitalista, los obreros puedan luego hacer su revolución e implantar el socialismo; en cambio los bolcheviques consideran que a pesar de ser democrático-burguesa, es el proletariado el que puede y debe dirigirla y en todo caso, llevarla hasta sus últimas consecuencias, cumpliendo los objetivos de una revolución de ese tipo sin medias tintas, es decir, sin transigir con el zarismo sino derrocándolo y estableciendo una república democrática. Esto es importante porque la burguesía rusa estaba todavía indecisa, agarrada a las faldas del zarismo, y se conformaba con tocar algo de poder y leves reformas: temía más a la revolución de las masas que a la opresión zarista.

El economismo fue una tendencia que proponía que el partido debía limitarse a organizar a los trabajadores y trabajadoras a luchar por mejoras económicas, sin “meterse en política”. Esto se relaciona como vemos, con esa concepción de la revolución, en ese momento, como algo para la burguesía. Hoy lo podríamos llamar obrerismo. Para Lenin y los bolcheviques esto es mero reformismo y supone apartar a la clase obrera de la revolución.

¿Cuál fue el papel de Vladimir Lenin y Leon Trostky en la revolución?

El papel de Lenin es verdaderamente fundamental, como se podrá comprender. Dirigente principal del partido desde los 90 del siglo XIX, y luego de los bolcheviques, teórico de enorme talla, que desarrolla, de hecho, el marxismo en varias direcciones, como el concepto del partido, el del imperialismo, etc. Reflejo parcial de ello es la magnitud de sus obras, que en su edición completa constan de 55 tomos, más otros 2 tomos sólo de índices… eso se debe tanto a que se ocupó de numerosos temas teóricos, como a que procuraba intervenir en toda discusión que le fuera posible, o en la redacción de los periódicos del partido, en los congresos, en la dirección práctica mediante cartas y telegramas.

También dedicó mucho tiempo y espacio a combatir las ideas y concepciones que entendía negativas, entre ellas justamente las de Trotsky.

Trotsky por su parte, fue un destacado dirigente menchevique, primero, independiente de alguna manera después, y finalmente llegó a ingresar en el partido bolchevique junto con un importante grupo que dirigía. Había sido dirigente del soviet de San Petersburgo, uno de los principales, si no el más importante. Tuvo luego importantes cargos en el gobierno soviético, ocupándose principalmente del Ejército Rojo.


Sin embargo, también fueron numerosas e importantes sus discrepancias con Lenin, por ejemplo a la hora de firmar la paz con Alemania (su postura fue peculiar: ni paz ni guerra). También hubo la llamada discusión sindical, pues Trotsky era partidario de militarizar los sindicatos de alguna manera, y ponerlos a disposición del Estado. Su concepción de la revolución permanente tampoco cuadra con las ideas de Lenin, etc.

A la muerte de Lenin, como es sabido, se ahondó la discrepancia de Trotsky con el partido, y viceversa. En esa situación, tuvieron lugar nuevas discusiones y polémicas, hasta que acabó apartado del poder.

Para algunos, esto fue una lucha Trotsky-Stalin. Nosotros consideramos que fue mucho más que eso, y en cualquier caso, no estaba escrito en ninguna parte quién debía prevalecer. Y menos aún tenía que dejarlo dicho Lenin.

Toda esta época merece estudio aparte, y como es sabido se ha escrito largo y tendido ya. Para ser completamente claros, no negamos los méritos que pudo tener Trotsky, pero esto tampoco lo hacía Stalin hasta cierto momento.

Algunos historiadores han afirmado que Lenin recibió dinero de la Alemania del káiser Guillermo con el objetivo de desestabilizar a la Rusia zarista, enemiga en la Primera Guerra Mundial. De hecho, los alemanes le permitieron volver a Rusia atravesando su país en un tren especialmente sellado. ¿Qué hay de cierto y de mentira en esto?

Esa historia es fundamentalmente cierta en lo referido al viaje, que por cierto no fue en un tren blindado de verdad, como bien decís, sino sellado en el sentido de que no lo podían abandonar en ningún momento hasta llegar a Rusia ni podían ser contactados por ningún alemán.

Aquí hubo unas negociaciones dirigidas por el comunista suizo Fritz Platten entre otros, y hay que decir que mucha gente era partidaria de dejar que Lenin y muchos otros exiliados pudieran regresar a la Rusia ahora democrática, lo contrario carecía de sentido.

Según parece se obtuvo asimismo una cantidad de dinero más relacionada con el propio viaje que con otra cosa; no fue en ningún caso una financiación al partido bolchevique con fines provocadores. Una queja constante de Lenin y casi todos los demás revolucionarios era la de la falta de dinero para cualquier cosa, incluso para comer, que no casa con financiaciones secretas del gobierno alemán ni de los Rothschild como dicen algunos enajenados actualmente.

 ¿Qué otros nombres fueron importantes en la Revolución?

Muchos, unos con gran prominencia posteriormente, como Dzherzhinski, fundador del KGB, personajes como Bujarin, Zinoviev, Kamenev, Sverdlov, los propios Trotsky y Stalin, otros con menos popularidad al menos en el exterior, como Ter-Petrosian (alias Kamo), Lunacharsky, o el gran Kalinin; y no querríamos dejar en la sombra la contribución de mujeres como Nadia Krupskaya, mujer de Lenin con un papel esencial en el trabajo del partido, Alexandra Kollontai, Elena Stasova…

En otros ámbitos, las personalidades de Kerensky, el general contrarrevolucionario Kornílov, que intentó abortar la revolución burguesa antes de octubre de 1917, el anarquista Nestor Majno y el nacionalista Simon Petliura, ambos ucranianos y que combatieron la revolución…

¿Qué influencia ha tenido en la historia la Revolución de octubre, más allá de la creación de la propia Unión Soviética?

LEE TAMBIÉN:  Casado machaca a Soraya: El nuevo presidente del PP quiere acabar con el independentismo

Una influencia enorme en la práctica y en lo ideológico-político. Por una parte fue una especie de faro para los revolucionarios, especialmente comunistas, del mundo. Después fue una importante base para la formación del sistema mundial del socialismo, que contaba con varios países del Este de Europa, Asia, África, y Cuba en América. Muchos consideran que su existencia propició el llamado Estado del bienestar que supone determinadas concesiones a los trabajadores y trabajadoras de los países capitalistas, para lograr la paz social. Ya vemos que tras 1991 todo esto está en desmantelamiento. En cualquier caso fue un contrapeso fundamental al imperialismo y al dominio del capital en el mundo.

Por otra parte, la experiencia histórica contiene numerosas enseñanzas, tanto en los aciertos como en los errores, es una historia que evidentemente tiene una parte trágica, pero desde la revolución de octubre algunas cosas están bastante claras con respecto a lo que es una revolución socialista; a eso contribuye la gran difusión que desde la URSS se daba a las obras de Marx, Engels y Lenin especialmente, a través de la famosa Editorial Progreso, en muchos idiomas.

La desaparición de la URSS y del socialismo en muchos países fue un proceso negativo, trágico en la mayor parte de los casos, y que no ha resuelto numerosos problemas que algunos pueblos podían tener, creando otros peores, con escenarios de guerra en varios de ellos.

Todavía hoy a pesar de todo, es un ejemplo y recordatorio de que otro mundo es posible, de que la alternativa al capitalismo no es otra que el socialismo.

¿Qué efectos de la Revolución de octubre son palpables en el mundo del siglo XXI?

Podemos mencionar que la jornada de 8 horas fue oficial en primer lugar en la URSS. Como este, muchos ejemplos en política social ante todo. Aún hoy la Rusia burguesa actual, guiada sin duda por sus intereses particulares actuales, mantiene ciertas líneas diplomáticas heredadas en parte de las de la URSS, esto es importante en el plano geoestratégico, como se está viendo en Siria.

La URSS desarrolló su bomba atómica siguiendo a los Estados Unidos., que lo hicieron antes, pero en cambio, fue la URSS la que envió un satélite y una persona en primer lugar al espacio, no hace falta mencionar la importancia que esto tiene a día de hoy.

Junto al sistema mundial del socialismo como tal, desapareció también el Pacto de Varsovia, alianza militar defensiva de los países socialistas. Pero se mantiene la OTAN, organización agresiva que como ya vemos, tiene una finalidad de asegurar el dominio mundial del imperialismo, en primer término, el de los Estados Unidos.

Por lo tanto, el mundo del siglo XXI desde luego no es el del siglo XX, pero no es posible entender uno sin entender el otro.

En tu opinión, ¿qué libros son necesarios para conocer en profundidad aquel hecho histórico?

Es un hecho donde, como en cualquier cuestión histórica en realidad, importa y mucho el punto de vista y la interpretación que se haga del mismo, o de sus diversas fases, etc. Por eso, la objetividad a buscar no deja de ser relativa, y esto es válido tanto en un sentido como en otro, a favor como en contra. Los hechos fundamentales, no obstante, serán más o menos los mismos.

Entre la bibliografía burguesa podemos mencionar la Historia de la Revolución Rusa de E.H. Carr, muy conocida. Entre la editada por los protagonistas, podría decirse, existe la Historia de la Gran Revolución Socialista de Octubre, de varios autores, originalmente publicada en 1977 por la Editorial Progreso y reeditada hoy por la editorial Templando el Acero de Pamplona. También hay una historia ilustrada de Albert Nenarokov, de 1980. El ya mencionado Trotsky escribió una Historia de la Revolución Rusa donde expone su punto de vista. Lo dejaremos ahí, porque la lista sería interminable, y eso incluyendo sólo las obras que merezcan alguna atención.

Debido a que es el centenario de la Revolución, desde EKB-GKB habéis organizado durante estos meses un buen número de actos, conferencias y debates al respecto. ¿Cuáles han sido esas actividades?

Así es, con la participación de la Asociación Cultural Anton Makarenko de Educación Popular a nivel organizativo, y en colaboración con Herri Gorri, otro grupo comunista vasco, hemos realizado algunos actos, que han sido varias charlas sobre temas de gran interés relacionados con la revolución (la perestroika, la cuestión nacional, el debate económico, la formación del partido), y un pequeño acto de conmemoración de la revolución, ahora tenemos pendiente realizar un videoforum, con la proyección de un video resumen de la revolución de octubre o de sus realizaciones, pero que debido a puentes y festivdiades, probablemente se realizará más adelante, de lo que daremos cumplida información cuando determinemos fecha, hora y lugar.

En conjunto estamos bastante satisfechos de estas actividades que han contado con ponentes venidas del extranjero como Ella Rule, (Reino Unido), de Madrid, como Ángeles Maestro (de Red Roja) o Claudio Forján (del PTD) y Asturias, como Enrique Gallart (también del PTD).

Ha supuesto un gran esfuerzo económico y organizativo para nosotros, pero creíamos que no cabía dejar pasar el centenario de la Revolución de Octubre sin alguna reflexión y, por qué no, celebración, en el País Vasco; al no ser posible una actividad unitaria más amplia, decidimos hacerlo de esta forma.

Hemos abierto un crowdfunding online donde solicitamos una muy modesta cantidad (300€) que corresponde aproximadamente a los gastos que hemos tenido con todo esto, y animamos a quienes crean que merece la pena, a contribuir por poco que sea. Está en la web migranodearena.org y se puede colaborar clickando aquí.

Finalmente agradecer a todos los medios que han dado cierta difusión de estas actividades y en especial a vosotros, Ikusle, por la cobertura realizada, hoy en día tan necesaria.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES

Publica tu comentario

Te invitamos a publicar tu opinión sobre este contenido. El sistema de comentarios es ofrecido por Facebook y funciona bajo sus condiciones de servicio.