El Gobierno quiere acabar con el problema de los MENAS cambiándoles de nombre

En los últimos años, el problema de los Menores Extranjeros No Autorizados (MENAS) se ha convertido en un quebradero de cabeza para las instituciones, tanto vascas como españolas. La participación de algunos de ellos en hechos delictivos de extrema gravedad así como la complicada monitorización y supervisión de su educación y desarrollo por parte de los servicios sociales han generado un fuerte debate político y social.

Con el objetivo de analizar la forma de corregir la “vulnerabilidad” y facilitar la “inclusión” de este colectivo, el jefe de materialización de la Unidad Central de Expulsiones y Repatriaciones, Bernardo Alonso, ha desvelado en una conferencia celebrada esta semana en el marco de los Cursos de Verano de El Escorial que el Ministerio del Interior está estudiando suprimir el término de MENAS por el de “niñas y niños” en “aras de la igualdad”. En opinión de Alonso, MENAS es un concepto “demasiado general” y que se ha convertido en un concepto “no inclusivo”.

LEE TAMBIÉN:  El negocio de Menéame se hunde tras recortar un tercio su facturación estimada para 2017

Los MENAS son jóvenes, menores de 18 años, de origen extranjero, que se encuentran en España separados de sus padres o familiares y que no cuentan con el cuidado de ningún adulto. En teoría, el número de MENAS existente en el Estado asciende a más de 12.000, de los que al menos un millar se encuentran en Euskadi, siempre según los datos oficiales. En total, el Estado destinó 38 millones de euros para la atención de estos jóvenes, cifra incrementada por los programas particulares desarrollados por las comunidades autónomas que les acogen.

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES