EXCLUSIVA. AUDIO. Josu Jon Imaz fue presionado a abandonar el PNV por destapar su corrupción

El 18 de enero de 2008, Josu Jon Imaz anunció que no se presentaría de nuevo a la reelección como presidente del Euzkadi Buru Batzar, la ejecutiva nacional del PNV, cargo al que accedió cuatro años antes relevando a Xabier Arzalluz. En una carta pública, Imaz explicó que su abandono de la política se debía a que “hay momentos en la vida en los que las personas debemos enfrentarnos a decisiones complejas”.

Según explicaron la mayoría de analistas políticos, Josu Jon Imaz tomó esta decisión debido a que no contaba con el apoyo de los sectores más soberanistas del PNV, encabezados en particular por Joseba Egibar y los jeltzales gipuzkoarras.

Sin embargo y casi diez años después, varios militantes, algunos de ellos con responsabilidades en el partido durante aquellos años, han desvelado a Ikusle que la marcha de Josu Jon Imaz no se debió a la pugna entre los sectores soberanistas y autonomistas del PNV. Según explican a nuestro diario digital, “Imaz fue presionado a abandonar la presidencia del partido tras destapar la trama de corrupción de la delegación de la Hacienda Foral en Irun”.

El llamado caso Bravo sucedió entre los años 1996 y 2003. El responsable del ente foral en Irun y hermano del senador jeltzale Víctor Bravo, José María Bravo, recibía pagos de contribuyentes que debían dinero a la Hacienda gipuzkoarra a cambio de obtener importantes rebajas en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales. La trama salpicaba de lleno al PNV y, según las fuentes citadas por Ikusle, “los hermanos Bravo eran afines al sector jeltzale acaudillado por Egibar”.

LEE TAMBIÉN:  Ikusle te propone pasar la tarde de shopping más original en San Sebastián

A finales de 2006, el caso llegó al epicentro de la agenda mediática vasca y Josu Jon Imaz decidió atajar los casos de corrupción que rodeaban al PNV. En un mitin celebrado el 18 de mayo de 2007 en Barakaldo, el presidente del Euzkadi Buru Batzar cargó con fuerza contra los corruptos de su partido. Según Imaz, lo sucedido en la Hacienda Foral de Gipuzkoa era “intolerable que un grupo de personas, funcionarios, que hayan robado el dinero de los contribuyentes”. “Este partido no puede admitirlo”, aseguró.

Durante el acto político, Imaz también aseguró que “somos nosotros los que hemos denunciado este robo y los que lo hemos dado a conocer a los medios”. “Olíamos mal, hemos levantado nosotros la alfombra y hemos visto nosotros la mierda. Caiga quien caiga”, aseveró. Este audio, recuperado por Ikusle, es un fragmento del duro discurso que Josu Jon Imaz dedicó a los corruptos de su partido.

LEE TAMBIÉN:  AUDIO Y VÍDEO. Historia del PNV (Quinto episodio): La educación como instrumento

Según desvelan a Ikusle las fuentes anteriormente citadas, “este discurso de Josu Jon Imaz puso en pie de guerra a parte del PNV de Gipuzkoa”. “El sector de Egibar quería minimizar mediática y políticamente el caso Bravo y consideró una declaración bélica por parte de Josu Jon Imaz su compromiso de aclarar lo sucedido en la Hacienda de Irun”, añaden.

A partir de ese momento, tal y como explican las fuentes a las que ha tenido acceso nuestro diario digital, “la poderosa maquinaria del PNV de Gipuzkoa se unió a aquellos grupos de poder del partido a los que no interesaba levantar las alfombras de la corrupción y orquestaron una dura campaña, tanto interna como externa, contra Josu Jon Imaz”. “La campaña contra Imaz se centró en criticar su apuesta pactista y en presentarle como un españolista enemigo de la construcción nacional vasca”, explican. Apenas ocho meses después del mitin de Barakaldo, Josu Jon Imaz anunciaba su renuncia a la reelección como presidente del Euzkadi Buru Batzar y su abandono de la política.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES