EXCLUSIVA. Preocupación en Vox: Así es el programa de tres etapas para ilegalizar este partido

Tras los últimos éxitos electorales obtenidos por la formación presidida por el amurriarra Santiago Abascal, han sido numerosas las voces que, aludiendo a la supuesta ideología fascista o franquista de Vox, han exigido su ilegalización.

Aunque las fuentes internas de Vox consultadas por Ikusle aseguran que “la ilegalización es imposible, ya que somos un partido, por no decir el único, que defiende íntegramente la Constitución Española”, estas mismas voces reconocen que “existe cierta preocupación a medio y largo plazo” en este sentido.

Según ha podido saber nuestro diario digital, la formación de derecha populista considera que el plan promovido desde ciertos sectores políticos y mediáticos para ilegalizar a Vox consta de tres etapas. La primera es la criminalización de la formación y sus dirigentes desde los principales medios de comunicacion, la segunda es la censura mediática del partido alegando que su mensaje no se ajusta a los valores democráticos y, por último, perseguir a la formación, o al menos a sus principales dirigentes, en el plano judicial mediante la multiplicación de denuncias y de condenas.

LEE TAMBIÉN:  El fin del tiki-taka: España cae a los penaltis ante Rusia tras un partido desastroso

çSolo una vez conseguidas las tres etapas, se podría justificar ante la opinión públca el inicio de un proceso de ilegalización de un partido que, en las últimas elecciones generales, ha obtenido 3,5 millones de votos.

¿Es Vox un partido político de extrema derecha?

  • Sí. Su ideario representa plenamente lo defendido por la extrema derecha española. (51%, 1.034 votos)
  • No. Vox es un partido político cuya ideología es de derecha pero no de extrema derecha. (49%, 1.002 votos)

Votos emitidos: 2.036

Cargando ... Cargando ...

Aunque la ilegalización de una formación política es un proceso extraordinario, no es la primera vez que en España o en la Unión Europea se ha procedido a la disolución de un partido. A nivel estatal, el caso más conocido fue el de Batasuna a través de la doctrina jurífica conocida como la Ley de Partidos. Fuera de España, Bélgica también ilegalizó al flamenco Vlaams Blok, una de las principales fuerzas políticas de la región, alegando “racismo”. En ambos casos, los partidos ilegalizados lograron esquivar su disolución creando otras formaciones herederas, en mayor o menor medida, de su estructura e ideología política.

LEE TAMBIÉN:  La Ertzaintza facillitará la contratación de mujeres para equilibrar su número con el de hombres

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES