Iñaki Anasagasti: “Francia no es girondina sino jacobina y tiene miedo a abrir la mano en Iparralde”

En 2017, las diez aglomeraciones y comunidades municipales de Iparralde crearon la Mancomunidad Vasca, formando así el área metropolitana más grande del departamento de Pirineos Atlánticos y la segunda regional, solo superada por Burdeos.

Además de la gestión conjunta de diferentes competencias, la Mancomunidad Vasca es contemplada por muchos analistas como el paso previo para la petición de constituir a Iparralde en un departamento independendiente y para la consecución de mayores cotas de autonomía.

Hoy analizamos en Ikusle con el ex-senador del PNV Iñaki Anasagasti la situación política de Iparralde y lo que ha supuesto para el territorio la creación de la Mancomunidad Vasca.

Ikusle: Este año se cumple el segundo aniversario de la creación de la Mancomunidad Vasca de Iparralde. ¿Qué valoración haces de esta entidad que aglutina a los 158 municipios vascos al norte del Bidasoa?

Iñaki Anasagati: Un paso, el primero, pero hacen falta 999 pasos. Pero comienza a estructurar lo que está disperso y a darle corporeidad, poca, pero suficiente para construir algo mucho más sólido y no hay nada mejor que la experiencia para que se den cuenta el valor de la unidad y coordinación de acción. Se ve que el futuro no es de ellos, sino nuestro o mejor dicho, de los vascos de Iparralde.

 La Mancomunidad Vasca cuenta con un presupuesto cercano a los 300 millones de euros para desarrollar sus competencias en materia de economía, transportes, medio ambiente y euskera. ¿Se trata de un primer paso positivo o todavía es algo insuficiente?

Muy insuficiente pero le da gasolina al motor del coche para que comience a andar. En Euskadi Sur, antes del actual Gobierno Vasco tuvimos un ente preautonómico llamado Consejo General Vasco que duró dos años y tenía mucho menos dinero  que esa cantidad. E hicieron un gran trabajo de preparación.

Córcega ha conseguido ser reconocida por París como una Colectividad Territorial. ¿Tiene opciones Iparralde de conseguir ese reconocimiento por parte del ejecutivo presidido en la actualidad por Emmanuel Macron?

París no es girondina sino jacobina y tiene miedo a abrir la mano. Córcega es una Isla pero una Isla donde nació Napoleón y eso les hace avanzar pasito a pasito. Estuve en Córcega invitado por Simeoni en 1979 con Nestor Basterretxea, Gorka Aguirre y Ruiz Olabuenaga. Se ha avanzado, pero la mitad que aquí. Iparralde avanzará mientras Paris no vea su poder en cuestión ni que la France Eternelle pierda pie.

LEE TAMBIÉN:  Las diez razones por las que un sector de la ultraderecha pide no votar a Marine Le Pen

 Una de las principales propuestas formuladas por la Mancomunidad Vasca es la de que el Estado francés reconozca al euskera como lengua territorial, como lo es el bretón o el corso. ¿Es viable esta demanda o se encontrará con la oposición de París?

Es viable y hay que seguir trabajándola para extender la demanda. Es una inmoralidad política que el euskera, lengua originaria, anterior a los galos y al francés, esté preterida mientras se esgrimen argumentos basados en la normalidad, el respeto, la modernidad y la humanidad. Todo ello encaja en reconocer al euskera como lengua cooficial. Y no hacerlo es un agravio comparativo. Y no lo hacen por miedo, que es además el mejor combustible para que la lengua avance. Pero las dificultades que eso supone, impide una mayor extensión. Solo cuando las familias vea el euskera como lengua propia, código de comunicación moderno y patrimonio a conservar con respeto, irán sumándose a la idea que solo pasa por la enseñanza en la primaria y el bachillerato.

¿Se encuentra en peligro de desaparición el euskera en Iparralde? Además de la solicitud de reconocimiento como lengua territorial por parte del Estado, ¿qué medidas adicionales en este sentido debe adoptar la institución presidida por Jean-René Etchegaray?.

Seguir el camino que Hegoalde, pero para eso se necesita un marco jurídico. Mientras hay que seguir apoyando el trabajo que están haciendo los padres es fantástico como aquí lo fue bajo el franquismo el movimiento de las ikastolas, lo terrible es que Francia no es una dictadura salvo en esto.

Los  partidos soberanistas cuentan con una amplia mayoría política en Euskadi y en Navarra son parte del Gobierno Foral. ¿Por qué el nacionalismo y el independentismo cuentan con un apoyo minoritario en Iparralde?

Porque la demócrata Francia ha ahogado cualquier iniciativa de forma más sutil y porque son menos y no están industrializados, pero la juventud ve lo que pasa en Hegoalde y quieren seguir el mismo camino. Pero necesitan un esquema autonómico mínimo para avanzar. Y porque por parte del Gobierno Vasco ha tenido una política muy tímida y sobre todo ausente en relación con Iparralde, mucho más ahora que han desaparecido las fronteras. EITB informa muy poco sobre Iparralde y es un mundo lejano para el vasco peninsular.

LEE TAMBIÉN:  ¿Sabías que los primeros tambores y trajes usados el día de San Sebastián procedían de las tropas de Napoleón?

¿Qué pasos deben dar las formaciones soberanistas para ampliar su base social y electoral en Iparralde?

Igual empezar a enseñar que Iparralde no es el llamado País Vasco francés porque el norte de Euskadi abarca desde Baiona a Santurtzi, ese es el norte del país, eso es Iparralde y el Sur está en Tafalla, en la Ribera de Navarra. Tan Iparralde es Donostia y Pasaia, como Ondarroa y Bilbao junto a Baiona y Donibane. Si tenemos claro este concepto tenemos claro que Baiona es tan Euskadi como Portugalete y eso nos tiene que obligar a actuar en consecuencia. Superado ésto, apostar en actos, ayudas, intercambios, políticas y mucha presencia.

En la actualidad, las fuerzas nacionalistas e independentistas de Iparralde concurren separadas en las candidaturas de Euskal Herria Bai y del PNV. ¿Es necesaria una candidatura de unidad? ¿Es políticamente factible?

Ireo que sí porque lo básico, que aun ni lo tenemos, es por lo que hay que luchar. Y para eso solo hace falta un acuerdo de mínimos, salvando cada cual su ideología y centrándonos en lo que nos une que es mucho. La vieja frase de que la unión hace la fuerza es sobre todo en esto fundamental.

En las últimas elecciones legislativas, los nacionalistas corsos se han configurado como el principal actor político de la región. ¿Es posible que, a medio plazo, las fuerzas soberanistas vascas consigan un éxito electoral similar al obtenido por sus homólogos bretones?.

Claro que sí, si se hace bien, hacemos política, usamos la cabeza y no asustamos al francés jacobino al que hay que unir nacionalismo, autogobierno con bienestar y respeto. Esa es la fórmula de la Coca Cola. Si les vendemos enfrentamiento, desprecio a lo francés, esencialismo, y exclusividad seguiremos como estamos y ellos seguirán uniendo abertzalismo con santuario de ETA. El pequeño debe ser inteligente si quiere perdurar y luego hacer una labor de gran pedagogía hablando de una historia donde los vascos en la Euskadi peninsular, que así la llamábamos antes, tenían sus biltzar y vivían bajo monarquías absolutas gobernando con mucha libertad su propia casa hasta que llegó la Revolución francesa y nos lo quitó todo.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES