La reutilización de neumáticos: Una práctica sostenible con el medio ambiente

Los neumáticos son uno de los elementos más cruciales del coche. Las cuatro gomas que van junto a las ruedas son las únicas que, una vez en marcha, mantienen el coche asido al asfalto. De poco va a servir tener un buen control de estabilidad o un sistema de frenado muy optimizado si no se cuenta con buenos neumáticos.

A la hora de cambiar los neumáticos, muchos conductores se interesan por las ruedas usadas. Es cierto que pueden generar cierta desconfianza, pero ese sentimiento merma al descubrir que, los negocios serios y con cierto nivel de prestigio que se dedican a esta actividad únicamente acuden a operaciones de garantía: contratos de renting con cambios de neumáticos gratuitos cada 20 o 25.000 kilómetros o establecimientos especializados en cubiertas nuevas.

Otra opción es que procedan de percances como pinchazos o daños en el neumático que impliquen el cambio de su pareja al otro lado por igualar el eje. La realidad es que solo una mínima parte de estos neumáticos usados proceden de accidentes.

Un buen ejemplo de firma seria que trabaja siempre con garantías es Neumáticos KM0. Este portal ofrece neumáticos de segunda mano en Madrid. En sus instalaciones podemos encontrar ruedas de segunda mano y servicios relacionados con la mecánica de vehículos a precios competitivos.

¿Qué lleva a los usuarios a usar neumáticos usados?

El mercado de los neumáticos es muy extenso. En él podemos encontrar desde fabricantes muy conocidos y que tienen un gran prestigio detrás hasta otras empresas que no gozan del respaldo de los consumidores. La principal diferencia entre ambas, como podemos imaginar, es la economía, los neumáticos de primeras marcas son más caros que los de fabricantes menos conocidos.

LEE TAMBIÉN:  Gipuzkoa da la bienvenida a los 67 niños de Chernóbil acogidos por 65 familias del herrialde

Muchos usuarios, primando únicamente el aspecto económico, se dejan llevar por precios más económicos y confían en marcas baratas. Esto les lleva en ocasiones a adquirir neumáticos de un fabricante con poca reputación, cuando por ese precio podrían haber adquirido gomas de primeras marcas, aunque ya usadas.

El aspecto económico es, quizás, la razón principal para interesarse por los neumáticos usados, a lo que hay que sumar ese prestigio tanto del taller o servicio de venta, como Neumáticos KM0.

Una segunda razón que lleva a los usuarios a esta práctica es la cuestión ecológica. Si a los neumáticos les sigue quedando vida útil, se pueden seguir usando, retrasando su reciclaje, que también genera impacto ambiental. En la regla de las 3R, reutilizar siempre está por delante que reciclar, y antes de estos dos verbos, está reducir.

Reutilizando los neumáticos conseguimos reducir el consumo de nuevas gomas. No obstante, hay conductores que son partidarios de este tipo de ruedas únicamente cuando se utiliza poco el coche y ante situaciones climáticas poco adversas, para que la goma no pierda adherencia a la carretera.

¿Cuándo se pueden utilizar estos neumáticos?

Ya sean nuevos o de segunda mano, todos los neumáticos montados sobre coches en circulación deben evitar el desgaste irregular, la pérdida de presión anormal y el desgaste excesivo en la profundidad del surco, menos de 1,6 milímetros es motivo de sanción.

LEE TAMBIÉN:  El púgil de Etxebarri Jon Fernández compartirá ring con su tío el 29 de septiembre en Bilbao

Si además de esto la goma ha sufrido daños estructurales: bordillazos, baches, o ya han sobrepasado un tiempo de uso excesivo, es interesante que sean inspeccionados por parte de un experto.

¿Qué ocurre con los neumáticos una vez dejan de ser útiles para el vehículo?

El siguiente paso tras la reutilización en carretera de los neumáticos, que alarga su vida útil, es el reciclaje. Se denomina reciclaje mediante valorización material cuando el caucho o la goma del neumático se convierte en componente de otras superficies: campos de juego, césped artificial, acero, aislante para viviendas, suelas de zapatos, carreteras con mayor grado de adherencia, mangueras…

Si su estado no permite ninguna de estas valorizaciones, la opción es transformarlo en combustible para, por ejemplo, hornos de cemento, lo que supone un ahorro energético considerable y una disminución de combustibles fósiles. No obstante, esta práctica tiene muchos detractores.

Sea como fuere, los neumáticos reutilizados y reciclados están más presentes de lo que creemos en nuestro día a día. Forman parte de lo que se denomina Economía Circular, que aboga por la reducción de la entrada de nuevos materiales en la economía y evitar el desecho de productos que todavía puedan tener una segunda vida.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES