Las causas del yihadismo: ¿Qué grupos componen el islam? ¿Por qué están enfrentados?

En el año 570, un bebé que recibió el nombre de Mahoma nació en el extrarradio de la ciudad de La Meca. Muy pocos se imaginaban que la criatura fundaría una de las principales religiones que existen hoy en el mundo. De niño, Mahoma quedó huérfano y fue acogido por su tío Abu Talib que le ofreció una esmerada educación. Gracias a sus estudios y a la ayuda de su tío, Mahoma se convirtió en un próspero comerciante, cuya fortuna aumentó tras desposarse con una viuda rica.

Sin embargo, en torno al año 610, sucedió algo que cambió para siempre su vida y el devenir de la historia. Durante una meditación en una cueva de La Meca, Mahoma recibió una revelación divina y comenzó a predicar el mensaje recibido. Según afirmó a sus seguidores, no pretendía crear una nueva fe sino recuperar la antigua y pura tradición que cristianos y judíos habían degradado. Esto le generó un gran número de simpatías pero también de enemistades.

En el año 622, Mahoma y sus seguidores se vieron obligados a huir a la ciudad de Medina, suceso que recibió el nombre de la Hégira. En Medina, Mahoma se convirtió en el líder religioso y político de la ciudad e inició un rápido proceso de expansión por toda la península arábiga que hoy forman Arabia Saudí y los emiratos del Golfo Pérsico.

Diez años después, el 8 de junio de 632, Mahoma fallecía en Medina a la edad de 63 años. La tradición dice que la muerte del profeta fue producida por la ingestión de un alimento envenenado que, supuestamente, había sido preparado por una mujer de la ciudad judía de Khaibar. Debido a que Mahoma falleció sin tener ningún hijo varón y a que no había dictado ningún precepto respecto a su sucesión, se desató un fuerte debate entre sus seguidores sobre la elección de su sucesor.

Sus seguidores se dividieron en dos bandos. Unos consideraban que la sucesión le corrspondía a Alí, el esposo de Fátima, hija de Mahoma, en base al derecho de sangre. Otros, por el contrario, apoyaron a Abu Bakr, el padre de la última esposa de Mahoma, Aysha, y que representaba a los notables y aristócratas entre los seguidores de Mahoma. La disputa entre Alí y Abu Bakr fue la chispa que encendió el enfrentamiento en el seno de islam y que, todavía hoy, perdura.

LEE TAMBIÉN:  Josu Urrutia saca pecho de su gestión al frente del Athletic: "No somos una junta directiva conformista"

La guerra entre ambas facciones estalló. Los seguidores de Alí, que recibieron el nombre de chiíes, fueron masacarados por los de Abu Bakr, llamados suníes, en la batalla de Kerbala sucedida octubre de 680. Junto a sus fieles, el heredero de Alí, Husayn, fue asesinado por los soldados de Abu Bakr. Debido a que el chiísmo se había quedado sin su líder, tuvo que refundarse bajo una forma de gnosticismo por el que se aseguraba que no todos los descendientes de Alí habían muerto ya que uno de ellos había logrado ocultarse, pasando a ser denominado como el Mahdi o el guiado. Según los chiíes, el Mahdi volverá al mundo como redentor. Al carecer de líder, los chiíes optaron por un gobierno colegiado formado por ayatolás.


Es importante señalar que los seguidores de Alí no acudieron unidos a la batalla de Kerbala ya que, años atrás, concretamente en el 657, los chiíes sufrieron la escisión de los llamados yariyies. Esta corriente consideraba que el califa no debía ser elegido por línea sucesoria sanguínea sino de una manera electiva entre aquellos miembros de la comunidad más dignos y piadosos.

Aunque los yariyies fueron un grupo minoritario que terminó diluyéndose entre el sunismo y el chiísmo, las tesis sostenidas por esta escisión se ha recuperado a partir de la segunda mitad del siglo XX. Grupos como Al Qaeda o el ISIS, reclaman que el califa debe ser elegido por su piedad y dignidad y no por su relación de descendencia con respecto a Mahoma, el principal elemento de legitimidad esgrimido por las monarquías árabes actuales. El considerado líder del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, se reclama como el califa de todos los musulmanes al asegurar ser el dirigente más digno y piadoso del mundo islámico.

LEE TAMBIÉN:  Ha llegado la primavera y con ella el cambio de hora: ¡Recuerda adelantar tus relojes esta noche!

La proclamación de Abu Bakr al-Baghdadi ha supuesto el retorno de los yariyies y ha provocado que cualquiera que considere cumplir los requisitos pueda reivindicar su derecho a ejercer de califa. Esto ha provocado una nueva fuente de conflictos dentro del islam, tradicionalmente enfrentado entre chiíes y suníes.

Además de los tres grupos citados, existe un cuarto grupo en importancia que es el salafismo. Esta corriente intelectual nace tras el fin del imperio turco y la destitución del califa por Kemal Ataturk y sus seguidores en 1922. Considerados como herejes por el resto de musulmanes, Hassan al-Bana, fundador de los Hermanos Musulmanes, y Sayid Qotb dieron forma a una nueva corriente de tintes integristas dentro del islam que recibió la denominación genérica de salafismo.

Las tesis principales sostenidas por los salafistas se basan en que la mayoría de los musulmanes han apostado y que se encuentran en un estado de impiedad. Esta situación se ha producido porque las ideas originales del islam no se han aplicado por lo que es necesarior volver a la sharia y eliminar aquellos conceptos modernos. Además, los salafistas son enemigos de todo tipo de nacionalismo ya que lo importante para un musulmán es el islam y no su país y tildan de herejía a cualquier forma de democracia ya que su única fuente legal es el Corán. Por último, el salafismo se declara superador de la división entre suníes, chiíes y yariyies y considera que es necesaria la creación de un único califato para todo el islam cuyo fin es la dominación mundial.

CONOCER EL YIHADISMO

Las causas del yihadismo: ¿Qué grupos componen el islam? ¿Por qué están enfrentados?

Los versículos coránicos de la polémica: ¿Es el islam una religión pacífica o violenta?

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES

Publica tu comentario

Te invitamos a publicar tu opinión sobre este contenido. El sistema de comentarios es ofrecido por Facebook y funciona bajo sus condiciones de servicio.