Un honrado castañero de Errenteria cierra voluntariamente su negocio hasta que no vuelva a tener “género en condiciones”

Con la llegada del frío, comprar castañas asadas en cualquiera de los puestos existentes en Errenteria se convierte en algo más que una tradición. Sin duda, uno de los puestos más visitados por los errenteriarras es el ubicado en la Alameda.

Sin embargo, desde hace algunos días, el puesto se encuentra cerrado. La razón es que su propietario ha decidido no abrirlo hasta que reciba “género en buenas condiciones”.

El motivo del cierre del puesto ha sido muy comentado en la localidad gipuzkoarra. Varios de los clientes habituales del puesto agradecen la honradez del propietario y su interés por ofrecer un buen producto, a pesar de que la venta de castañas asadas es una actividad estacional y cada día con el puesto cerrado supone importantes pérdidas. “No todo el mundo tiene la decencia de cerrar su negocio cuando el género no es óptimo”, asegura a Ikusle uno de los clientes de este puesto.

LEE TAMBIÉN:  Idaho, el estado vasco de Estados Unidos: "La regulación mínima nos ha convertido en uno de los mejores lugares para invertir"

ETIQUETAS: , ,



PUBLICA TU COMENTARIO

Te invitamos a publicar tu opinión sobre esta noticia. El sistema de comentarios es ofrecido por Facebook y funciona bajo sus condiciones de servicio.


     



↑ Subir

Publicidad - Contacto - Aviso legal - Privacidad y protección de datos
© 2016-2017. Todos los derechos reservados