El gobierno italiano se posiciona contra las minorías nacionales y apuesta por los Estados “unitarios e indivisibles”

El estado italiano ha cerrado la crisis política surgida en el Véneto tras aprobar la asamblea legislativa de esta región su constitución como minoría nacional apelando a la carta magna del país y declarando a Italia como “una e indivisible”.

La cámara del Véneto aprobó, con 27 favor, 16 en contra y 5 abstenciones, proclamarse como una minoría nacional y adquirir diferentes competencias, como la promoción de la lengua véneta y la realización de un examen de “veneticità” para que los funcionarios públicos demostrasen sus conocimientos del idioma regional.

Sin embargo, el ejecutivo de Gentiloni ha afirmado que la resolución tomada por la asamblea del Véneto “ha ido demasiado lejos” y ha anunciado que impedirá su aplicación “de inmediato”. Además, el gobierno ha recordado que, según la constitución actual vigente, Italia es “una e indivisible” y ha recordado su compromiso con el actual modelo de Estados existentes en la Unión Europea.

Por su parte, el lider independentista Franco Rocchetta ha cargado contra Gentiloni, al que ha acusado de impedir “el derecho natural de sus gentes” y de buscar tener a los habitantes de la región como “súbditos que ignoran sus propias tradiciones”.

Esta situación se enmarca dentro del proceso independentista catalán cuya Generalitat se encuentra buscando el apoyo de países y líderes europeos. Tras la actuación y declaraciones de Gentiloni, parece improbable que Italia defienda a nivel internacional una hipotética independencia de Cataluña o del País Vasco.

ETIQUETAS: , ,



PUBLICA TU COMENTARIO

Te invitamos a publicar tu opinión sobre esta noticia. El sistema de comentarios es ofrecido por Facebook y funciona bajo sus condiciones de servicio.


   

Publicidad - Contacto - Aviso legal - Privacidad y protección de datos
© 2016-2017. Todos los derechos reservados