El PSOE pide a PP y Ciudadanos que rechacen los votos de Vox cuando ellos sí aceptaron los de un partido de ultraderecha

En su discurso de ayer, una desolada Susana Díaz apeló a la formación de un “cordón sanitario” contra Vox, liderado por el PSOE y formado por los partidos “constitucionalistas”, entre los que incluyó también a Ciudadanos y el Partido Popular, a pesar de que hace nueve días tildó de “derecha asalvajada” a la formación presidida por Pablo Casado.

Díaz lamentó que “un partido de extrema derecha como Vox” haya irrumpido en el Parlamento de Andalucía con 12 diputados, un resultado historico ya que, desde hace 40 años, ninguna formación a la derecha de Alianza Popular primero y el Partido Popular después ha obtenido representación institucional a nivel provincial, autonómico o estatal.

Sin embargo, el PSOE no ha sido tan exquisito a la hora de aceptar los votos de la extrema derecha como exige serlo al Partido Popular y Ciudadanos. Tal y como recogió El País en su edición del pasado 18 de mayo, el secretario general socialista y hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tildó a Quim Torra de ser “el Le Pen español”. Además, Sánchez afeó al president de la Generalitat sus “tuits, declaraciones y reflexiones” que, según el socialista, “han escandalizado a la opinión pública europea”. Pedro Sánchez también afirmó que, con Torra, “la xenofobia se ha hecho cargo y ha tomado las riendas del independentismo en Cataluña”.

A pesar de sus declaraciones, el PSOE no tuvo el menor inconveniente en aceptar los votos de una coalición liderada por “el Le Pen español” en la moción de censura contra Mariano Rajoy que convirtió a Pedro Sánchez en presidente del Gobierno.

         

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES