Casi la mitad de los españoles se mudaría de ciudad por trabajo

La búsqueda de empleo es actualmente uno de los principales motivos por el que los jóvenes deciden mudarse a otra ciudad. El 20,8% de la población parada de Euskadi ha cambiado de municipio en los últimos cinco años.

La incertidumbre acerca de su futuro laboral ha llevado a muchos ciudadanos españoles a mostrarse más predispuestos a ampliar el abanico de opciones a considerar a la hora de buscar trabajo. A consecuencia de ello, muchas personas, especialmente los jóvenes, no dudan en contemplar la mudanza a otra ciudad como una posibilidad aceptable, si eso les asegura conseguir un buen empleo. 

Según empresas especializadas en el sector, como AnyVan, el porcentaje de españoles dispuestos a cambiar de ciudad por motivos laborales es de prácticamente el 50%, incluyendo tanto a parados como a aquellos que desean conseguir un empleo con mejores condiciones que el que tienen actualmente. 

¿Qué motivos nos llevan a realizar una mudanza?

Todas las tareas relacionadas con este tipo de evento, desde buscar una buena empresa de mudanzas hasta escoger cuáles de nuestras pertenencias tienen cabida o no en nuestra nueva vida, pueden suponer una gran exigencia de tiempo y esfuerzo, tanto físico como mental. Por tanto, aunque los motivos para llevar a cabo este desplazamiento pueden ser múltiples, el principal de ellos siempre implica la espera de un gran beneficio a cambio de realizarlo. 

¿Esta disponibilidad es beneficiosa laboralmente?

Lo cierto es que muchas empresas valoran muy positivamente la predisposición a cambiar de ciudad, incluso de provincia, a la hora de contratar a un nuevo empleado. Como señalan algunos expertos, no solo se trata de que esta voluntad esté presente a la hora de optar a un puesto concreto, sino que muchas veces lo que se espera en que en cualquier momento el empleado esté igualmente dispuesto a mudarse, a demanda de las necesidades empresariales de la compañía que pretende contratarle. 

En ocasiones estos desplazamientos implican también algún tipo de ascenso ya que, por ejemplo, si una empresa pretende abrir una nueva sucursal en otra ciudad siempre preferirán tener al cargo a un empleado que haya demostrado efectividad y compromiso con su trabajo, en lugar de buscar nuevas incorporaciones locales para puestos de responsabilidad. Las empresas quieren asegurar su inversión al expandirse, y dejarlas en manos de desconocidos siempre será un riesgo añadido. 

Más allá de encontrar trabajo

LEE TAMBIÉN:  Polémica en Facebook: Las asquerosas imágenes sobre la "limpieza" en los restaurantes de kebab

Aunque conseguir un empleo no es el único motivo por el cual muchas personas toman esta decisión, muchas veces este sigue estando relacionado de forma más o menos directa con la búsqueda de un buen futuro laboral; por ejemplo, muchos jóvenes se mudan de ciudad para obtener una formación que les permita optar a un trabajo deseado y bien remunerado al terminar sus estudios. 

Otros motivos son de carácter mucho más personal, cuyo beneficio es afectivo o moral, como aquellos relacionados con la situación sentimental de cada individuo o la necesidad de cuidar de algún familiar cercano. 

Los jóvenes son el segmento de población más dispuesta a cambiar de ciudad

Sea cual sea la causa que motiva el traslado, los datos indican que son mayormente los jóvenes, bien estén parados u ocupados, los que mayor movilidad geográfica presentan.

Algunos expertos señalan que la causa puede estar en la mayor incertidumbre e inestabilidad laboral a la que se ven abocados los trabajadores pertenecientes a la generación cuyo rango de edad se sitúa entre los 16 y los 34 años. Este segmento de población, gran parte de la cual ha iniciado su vida laboral durante los años de crisis económica, tiene muchas más dificultades que generaciones anteriores para encontrar un puesto de trabajo con contrato indefinido. Bien sea por falta de alternativas o por la aceptación tácita de que el éxito laboral pasa irremediablemente por ampliar su búsqueda de empleo a un área geográfica cada vez mayor, son los menores de 35 años los que más dispuestos se muestran a aceptar un cambio de residencia por motivos laborales. 

Sin embargo, otros expertos también señalan que no se puede obviar el hecho de que la mayor tolerancia al cambio puede estar simplemente motivado por la edad y la tendencia, siempre presente, de las generaciones más jóvenes a experimentar antes de asentarse definitivamente en un proyecto de vida a largo plazo en todos los sentidos. 

Movilidad geográfica en Euskadi

LEE TAMBIÉN:  Traductores profesionales en el País Vasco y Navarra

Según el informe elaborado por el INE Estadística de Movilidad Laboral y Geográfica (EMLG) para el año 2019, Euskadi presenta una movilidad geográfica, en cuanto a parados, mayor a la media, aunque sin llegar a estar entre las comunidades autónomas con más cambios de municipio por parte de sus ciudadanos residentes. 

Concretamente, el porcentaje de personas paradas que durante los últimos cinco años han cambiado de municipio en Euskadi ha sido del 20,8%, respecto a la media nacional, situada en el 18,2%. Le superan, en este aspecto, las comunidades autónomas de Cantabria, con un 20,9%, la Comunidad de Madrid, 23,9%, Catalunya, 24,4%, La Rioja, 27,2%, Illes Balears, 29%, y por último, la Comunidad Foral de Navarra, con un 34,8%. 

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES