Y San Mamés volvió a rugir

Si parecía poco con haber eliminado al Barcelona por la mínima diferencia en la copa del Rey, los leones del Athletic de Bilbao literalmente rugieron ante el Granada y San Mamés se estremeció con la victoria en el partido de ida de semifinales de copa del Rey.

Ya está más cerca del sueño de disputar la final de la Copa y ganarla como no lo hace desde 1984, aunque todavía debe superar al Granada en el partido de vuelta en esta semifinal.

Al menos ya no parece una mera esperanza, sino una realidad por confirmarse si se tiene en cuenta el ritmo, la intensidad y la coordinación que ha demostrado en sus últimos partidos y con mucho de inspiración.

¿Algún favorito para el próximo partido de la semifinal?

La victoria por la mínima diferencia parece generar muchas dudas y crear muchas expectativas para los seguidores de ambos equipos así como para los comentaristas. Sobre la base de esa incertidumbre, los apostantes se debaten para ver las mejores cuotas en la mejorcasadeapuestas.net, dado el abanico de posibilidades que presentan. Y no parece fácil la decisión por la paridad en los porcentajes que revelan las cuotas en los diferentes tipos de apuestas.

Lo cierto es que ese próximo partido no pinta nada fácil para ninguno de los dos equipos, aunque lo que hasta ahora ha venido haciendo el Athletic puede dar alguna pista para pensar en un resultado a su favor.

Si la combinación entre Williams y Muniain funciona como en el primer partido, los andaluces se las verán difíciles y más aún si se desaparecen del terreno como ocurrió en varias fases del encuentro, ya que gracias al portero Rui Silva no fue mayor la diferencia.

LEE TAMBIÉN:  Amberes: Descubre la atípica, artística e histórica capital de Flandes

El Granada logró asustar solo en los primeros diez minutos, de ahí en adelante los leones arremetieron una y otra con mucho ímpetu y el Granada solo resistía, sobre todo su portero, que fue uno de los tres mejores jugadores del partido junto con sus rivales Muniain y Williams.

Buen fútbol e inspiración

A primera vista esa combinación parece perfecta para vencer a cualquier rival, pero lo cierto es que en momentos decisivos es la ideal. Y esa combinación favorable se ha convertido en letal con el bilbaíno Iñaki Williams en las dos últimas confrontaciones del Athletic.

Contra el Barcelona, cuando parecía inevitable y segura la prórroga, apareció Williams con una sagaz anticipación a Sergio Busquets y selló la eliminación del equipo azulgrana con un cabezazo que depositó el balón en las redes a los 93 minutos.

Contra el Granada, en el partido de ida, casi a la hora de irse al descanso, un pase preciso y mortal de Iñaki Williams puso en el pie izquierdo de Muniain para que con un solo toque marcara el único gol del partido.

No fue poco lo que tuvo que emplearse el portero de los andaluces ante los tiros contundentes de Vesga, Yuri, Raúl García y Williams. Y aunque al Granada se le tiene por ser un equipo solvente a la defensiva, la insistencia del Athletic aprovechó justamente la oportunidad de descuido que necesitaba de esa defensa para imponerse como lo hizo.

No puede dejarse de lado que por la presión misma de un partido de tanta importancia hizo que en los minutos finales, la rudeza superara al fútbol por momentos y vinieron las interrupciones, las faltas y las protestas, y salieron entonces a relucir las tarjetas amarillas. A pesar de esos inconvenientes, el Athletic mantuvo su nivel y su inspiración, alentada por el público frenético por el inminente triunfo.

LEE TAMBIÉN:  De ruta por Córcega: Una gran montaña esculpida en medio del Mar Mediterráneo

¿Será posible después de tantos años?

Aún faltan 90 minutos, o tal vez 120, el 5 de marzo en Los Cármenes, para que los leones vayan una vez más a disputar una final de la Copa del Rey y ganarla como lo hicieron por última vez en su historia en 1984. Para la seguridad de los esperacdores, se espera un gran despliegue de las fuerzas de seguridad para evitar incidentes como ha habido en años anteriores,

Ya algunos imaginan el clásico derbi del País Vasco en la final, ya que en la otra semifinal la Real Sociedad va adelante, por ahora, al derrotar 2 a 1 al Mirandés. Quizá es lo que sueñan los hinchas de ambos equipos, pero la realidad puede ser otra y en ambas finales no hay una gran ventaja de los equipos hasta ahora vencedores.

Podrían cambiar muchas cosas de aquí a los próximos partidos de vuelta, pero lo que sí parece seguro es que el Athletic Bilbao puede quitarse de encima el peso de estar de noveno en la tabla de la Liga y pueda depararle a sus seguidores más emociones como ya lo han hecho ante el Barcelona y el Granada.

No son pocos los que esperan que rujan los leones y vuelva hacerlo San Mamés en una esperada y necesaria reconciliación con la gloria. Dentro de menos de un mes se podrá saber si así será y no se trata de triunfos circunstanciales y de emociones pasajeras y prontas para el olvido.

EN DIRECTO | VÍDEOS | AUDIOS | EXCLUSIVAS | ENTREVISTAS | REPORTAJES